Lunes, 31 de marzo de 2008

En el punto de mira

En el punto de mira (Vantage Point) o cómo ver la muerte del presidente de los Estados Unidos desde distintos puntos de vista, nos traslada a Salamanca. Allí tiene lugar una conferencia de naciones para buscar la paz. No he tenido la suerte estar en Salamanca,  y me ha sorprendido ver que los salmantinos hablaban con acento mejicano. Puede que la causa sea que rodaron la película en Méjico, dónde recrearon casi a la perfección, la Plaza de Salamanca. Las calles no tanto. Si se llevaron a Eduardo Noriega hasta allí, podrían haber llevado a algún español más. Si nos pagan el billete de avión y nos dan un bocadillo, nos apuntamos unos cuantos.

El primer punto de vista que tenemos es el de la prensa, después tenemos el del viejo guardaespaldas, interpretado por Dennis Quaid. Un héroe, que recibió un balazo por proteger a su presidente. Como se nota que el presidente no era Bush. Después tenemos el punto de mira de Eduardo Noriega, un policía enamorado, con oscuras intenciones y el de los malos.

Me dejo para el final, el punto de vista mas lamentable. El de Forest Whitaker, el ganador de un Oscar, se ha convertido en un puto turista, que se pasa toda la película promocionando una cámara de video. Es una cámara indestructible, sobrevive a explosiones, tiroteos y persecuciones. No entiendo a este personaje, tiene una obsesión por grabarlo todo, incluso después de la explosión, se pone a perseguir a los malos, mientras los graba. Será para que veamos que la puta cámara tiene una muy buena estabilidad o querrá vender el video a uno de esos programas de la tele. Y es que el puto gordo, corre más rápido y es más listo que los guardaespaldas del presidente de los Estados Unidos. Encuentra a los malos, antes que ellos. ¿Y todo para que? Pues para grabarlos con su puta cámara. También le entra un extraño cariño por una niña que le estampa un helado en el culo. (Spoiler) Siendo el punto culminante cuando la salva de ser atropellada por una ambulancia desbocada. Todo ello, sin que su cámara sufra rasguño alguno. (Fin de Spoiler)

En la cinta, también sale Matthew Fox, el médico de la serie Perdidos, que empieza a hacer sus pinitos en el mundo del cine. Aunque su papel en esta película no es demasiado extenso. El presiente, al que vemos morir varias veces tiroteado, es William Hurt, (Spoiler) que tiene un puto doble, para los discursos peligrosos. Un doble que más que un doble, parece un clon. El ataque de los clones en Salamanca, no te jode, (Fin de Spoiler)

En conclusión, la peli se hace un poco cansina, de tanto repetir puntos de mira. Acabas harto de ver explotar tantas veces la Plaza de Salamanca. Pero como todos los puntos de vista tienen diferentes historias y van encajando las piezas poco a poco, no te aburres del todo. Y la parte final es entretenida, con la persecución de coches por las calles de Méjico, digo de Salamanca y la resolución de la trama.

Nota: 7
Lo mejor: Que sale Salamanca. (En planos aéreos, al menos) y ver a Jack en el cine.
Lo peor: Forest Ojo Chungo Whitaker y su puta cámara irrompible.
La escena: La primera explosión y la persecución en coche.

Comentarios

Añadir comentario