Mi?rcoles, 25 de junio de 2008

El increible Hulk




Estamos en temporada alta de cine. Llegan los grandes estrenos del verano. Y la nueva película de Hulk es sin duda uno de los más esperados. Los que, hace ya 5 años, vimos a Eric Bana encarnando al famoso monstruo verde, teníamos curiosidad por ver cómo se las arreglaba su sustituto, Edward Norton. Yo la verdad tenía mis dudas, sobre todo porque lo veía un tanto canijo para el papel, comparado con su predecesor. Pero han quedado totalmente despejadas.

La nueva película de Hulk comienza con un flashback que nos resume cómo el científico Bruce Banner se convirtió en la bestia verde, exponiéndose por propia voluntad a una fuerte radiación en su laboratorio, ante la aterrorizada mirada de su novia, Betty Ross (Liv Tyler). Bruce desaparece y se refugia en una fábrica perdida en Brasil, intentando pasar desapercibido en el corazón de un "precioso" barrio brasileño mientras busca una cura a su "enfermedad". Mientras, su ex-suegro, el general Ross, intenta dar con él, con el honorable propósito de usar su sangre como arma química. Para encontrar a Bruce, solicita la colaboración del agente Blonsky.


¿Alguien quiere una dosis de rayos gamma?

Hasta aquí, el argumento que todos conocen. Y ahora vienen los spoilers. Bruce se ha puesto en contacto con un científico loco, llamado Mr Blue, que tras analizar unas muestras de su sangre le dice que tiene un antídoto para él pero que necesita más información...información que se haya en el antiguo laboratorio de Bruce. Éste, por tanto, se ver forzado a volver a casa. Allí, por supuesto, se reencuentra con Betty, que, durante la separación, se ha buscado un medio ligue patético, que yo al menos no conseguí entender qué demonios pintaba en la película, aparte de acabar con unos cuernos de tamaño considerable, pues en cuanto Betty descubre el regreso de Bruce, pasa olimpícamente de él sin el menor remordimiento.


Mr Blue vestido de blue en su loco laboratorio

Tras recuperar los datos que necesitaba, no sin cierto trabajo (Bruce se los traga en plena huida y luego los vomita, al menos se demuestra que las memorias USB son altamente resistentes), Bruce y Betty corren a Nueva York, para encontrarse con Mr Blue. Allí probarán su antídoto, que resulta ser todo un éxito.


¿Seguro que esto es una cura?

Mientras tanto, el agente Blonsky toma una dosis demasiado elevada de rayos gamma, lo que lo convierte en otro monstruito, esta vez menos amigable que Hulk. Al menos, esto hace que el general Ross se de cuenta de que su idea de usar la mutación con fines militares no era muy brillante. Y si no, que se lo digan al pobre Mr Blue, que acaba con la cara deformada tras recibir la visita de Blonsky y ser expuesto a la mutación. Lo que ocurre después con él, nos quedamos sin saberlo. ¿Quizá para la siguiente película?


¿Quién quiere luchar conmigo?

Bruce y Betty son encontrados por el ejército y escoltados de vuelta. Pero Bruce no puede dejar marchar tan fácilmente al monstruo que lleva dentro. Hulk debe volver para hacer frente a Blonsky. Ambas bestias luchan en la batalla final, haciendo temblar las calles de New York a su paso. Por supuesto, tras recibir una buena pasada de palos, Hulk derrota a su rival, y está a punto de matarlo, pero finalmente Betty le hace detenerse, y dejarlo en manos del ejército.


Hulk en plena acción

Tras derrotar a su enemigo, Bruce se marcha de nuevo, pues otros enemigos le esperan, dejando a Betty una vez más plantada. ¿Volverá con su cutre noviete mientras Bruce está fuera?


¡Bruce no te vayas otra vez!

Y llega la "impactante" escena final de la peli. El general Ross se emborracha solo en un bar. Hasta que aparece un inesperado visitante. ¡Robert Downey Jr! O, lo que es lo mismo, ¡Ironman! Aclaración importante para todos aquellos que no hayan visto la película de este otro superhéroe, que se quedarían a cuadros en esta escena. El hombre de hierro, o debería decir el engominado pijo de hierro comedor de cheeseburgers, quiere ahora aliarse con Hulk. ¿Significa eso que tendremos una película de Hulk y Ironman enfréntandose juntos al mal? ¿Quizá a Mr Blue el científico loco desaparecido? ¿Vendrá también su amigo y vecino Spiderman a bailar, digo a combatir, con ellos? Yo personalmente prefiero que Hulk siga solo, que se las apaña muy bien. Y además, Bruce Banner y Tonny Stark (Ironman) no pegan ni con cola. Pero ya lo descubriremos. De momento, parece que hay superhéroes para rato.


No, tristemente, no me he equivocado de película

Edward Norton, una vez más, convence en su papel. Arwen, digo Liv Tyler está un poco sosa, en su línea...no me extraña que amanse a Hulk con su voz, es el mejor ejemplo de cómo amansar a las fieras. Pero ambos hacen buena pareja. Y tienen escenas divertidas, como cuando están a punto de enrollarse y al pobre Bruce se le acelera demasiado el pulso, dejando a Betty con la miel en los labios. O el paseo en taxi por Nueva York comandado por un loco taxista al que deberían multar por exceso de velocidad y al que Betty le echa una buena bronca (¡y mira que es difícil oirla levantar la voz!), ante lo cual Bruce le sugiere darle un cursillo acelerado de técnicas de relajación.


O aprendo a relajarme o mi relación con Betty va a ser muy muy aburrida

En resumen, quitando la sorprendente y, personalmente, desagradable, aparición final, Hulk es una buena película, entretenida, con grandes escenas de acción (en especial la monstruosa pelea final) en la misma línea de la versión anterior. Si os gusto la primera, os gustará ésta.



Nota: 7
Lo mejor:
Edward Norton y Hulk haciendo de las suyas
Lo peor: la aparición estelar de Ironman!


Publicado por entMaria @ 21:46 | Criticas | 8 Comentarios | Enviar

Martes, 24 de junio de 2008

fotos de Harry Potter y el principe mestizo



A falta de unos meses para el estreno de la sexta pelicula de Harry, Ron y Hermione, "El principe mestizo", no se ha desvelado mucha informacion sobre ella, es mas, todavia no hay trailer oficial! Tampoco esta clara la fecha de estreno, aunque se baraja finales de noviembre. Mientras esperamos mas noticias acerca de la pelicula mas triste y emotiva de la saga (no dire mas para aquellos que no hayan leido los libros), aqui van unas cuantas fotografias, incluida la tan esperada imagen de Harry y Ginny juntos...aunque de momento solo nos dejan ver un tierno abrazo, los besos para mas adelante.






Publicado por entMaria @ 14:36 | Noticias | 2 Comentarios | Enviar

Martes, 17 de junio de 2008

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal

No podía faltar en nuestro blog la crítica de una de las películas más esperadas de la temporada: Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal.

                                                                                      

El ansiado regreso del Doctor Jones ha sido un tanto controvertido y no ha dejado muy satisfechos a muchos de sus seguidores. Y es cierto que, tras ver la película, uno se queda un poco con la sensación de “me esperaba algo más”. Algo así como ocurría con la “Amenaza fantasma” cuando los fans de Star Wars aguardábamos impacientes la nueva trilogía y nos encontramos con un Episodio I que, aún no estando mal, no cumplía todas las expectativas generadas. Esto mismo se puede aplicar a la nueva aventura de Indiana Jones: una película entretenida, incluso con momentos brillantes, pero que no está a la altura de sus predecesoras.

 

Motivo principal: el guión. Yo me pregunto, ¿no había que encontrar un gran guión, que enganchara tanto a Lucas, como a Spielberg, como a Harrison Ford? Y, ¿esto es lo mejor que consiguieron?

 


Calavera llamando a Mulder y Scully

Para quien aún no haya visto la peli, aquí vienen unos cuantos spoilers, así que mejor no seguir leyendo. La acción se sitúa en plena Guerra Fría, cuando Indy y su infame amigo Mac (uno de los personajes prescindibles de la película) son capturados por unos lamentables agentes soviéticos, comandados por la todavía más lamentable Irina Spalko (Cate Blanchett), para que les ayuden a recuperar un objeto de gran valor oculto en unas dependencias americanas: la calavera de cristal de Akator, un objeto legendario con el que aspiran a lograr un conocimiento ilimitado que les lleve a dominar el mundo. La aparición de Indy, cuando, nada más ser sacado por la fuerza del maletero de un viejo coche, se dirige de inmediato a recoger su famoso sombrero, mientras suena de fondo su archiconocida melodía, es realmente emocionante. El Doctor Jones se nos revela con unos añitos de más, pero muy bien conservado, con su media sonrisa pícara de siempre y su sombrero y su látigo como inseparables compañeros.

 


Por Indy y su látigo no pasan los años

Indy, por supuesto, huye de los negados rusos sin mayores dificultades. Atención a la impactante escena de la explosión nuclear, con frigorífico volador incluido. Si vais a cambiar de cocina, no dudéis en buscar un frigo similar, que conserva en perfecto estado no sólo alimentos, sino también personas que buscan refugio anti-bomba.

 

Electrodomésticos aparte, Indy, de regreso a su universidad, se encuentra con una amable invitación a tomarse una temporada sabática, tras su escarceo con los rusos. A punto de dejar el país, alguien se cruza en su camino para ofrecerle una aventura alternativa: el joven Mutt (Shia Labeouf), amigo de un viejo conocido de Indy, el también arqueólogo Harold Oxly, que se haya prisionero a mano de los agentes rusos, por haber descubierto los secretos de la calavera de cristal. Mutt pide ayuda a Indy para rescatar al viejo arqueólogo, y también para encontrar a su madre, que partió en su busca y no ha regresado. Indiana accede y ambos se dirigen a Peru, donde seguirán el rastro de la calavera, desde la tumba perdida del conquistador español Orellana, que la descubrió y la llevó consigo, hasta su lugar de origen, donde debe ser devuelta.

 

                                     
Padre e hijo en acción
                                                             

En el camino, serán perseguidos constante e infructuosamente por Irina y sus hombres, siendo especialmente divertida la persecución con Indy de paquete en la moto de Mutt, que acaba en la biblioteca de la universidad del Doctor Jones; o la huida final, cuando los rusos son devorados por un enjambre de hormigas asesinas.

 


Indy de paquete

En el breve espacio de tiempo en que son capturados por las tropas rusas, Indiana se reencuentra con su viejo amigo arqueólogo, que se haya en un extraño estado de locura debido al poder de la calavera. Pero otra sorpresa aguarda al Doctor Jones. La madre de Mutt, que también ha sido apresada, no es otra que Marion, su viejo amor que tuvimos oportunidad de conocer en “En busca del arca perdida”, con unos años y unos kilitos de más. Y Marion esconde una última sorpresa para su ex, que únicamente le revela cuando ambos están a punto de morir succionados por un pantano: Mutt, el joven de la chupa de cuero, que dejó sus estudios para dedicarse a reparar motos, y que tiene la insufrible manía de retocarse el pelo a cada minuto con su inseparable peine…¡es hijo de Indy! Sin embargo, tal descubrimiento no afecta mucho a Indiana. A fin de cuentas, se ha librado de los biberones, los cambios de pañal, de costear la educación del chico, de sufrir su etapa rebelde adolescente…vamos, que se ha encontrado de golpe con un hijo ya crecido y que, peines aparte, no ha salido tan mal. Lo único que no convence del todo a Indy es que Mutt haya dejado los estudios. Pero pronto cambia de idea al ver cómo su hijo, en plena enésima huida de los rusos, da toda una lección de esgrima a Irina, o recupera la calavera de manos rusas saltando, entre los árboles de la selva, de liana a liana, rodeado de monos peruanos, con un estilo que sería la envidia del mismísimo Tarzan.

 

                                         
La familia reunida
                                                                  

Finalmente, Indy y los demás llegan al lugar de origen de la calavera, oculto en las profundidades de un antiguo templo, en una estancia donde otras extrañas figuras de cristal parecen esperar a que la calavera perdida sea devuelta a la figura decapitada que le corresponde. Así lo hace Indy, como buen arqueólogo. Y algo sucede entonces. Las figuras se fusionan y un ser que debe ser familia de ET, o de alguno de los monstruitos que perseguía Mulder en Expediente X, cobra vida. En ese momento, aparece por allí la rusa, gracias al rastro dejado por el patético amigo traidor de Indi, Mac, que primero era de los buenos, luego traidor, luego un espía doble…y finalmente resultó ser un traidor otra vez. Afortunadamente este lamentable personaje muere mientras intenta robar alguna de las muchas riquezas contenidas en el templo. Y otra que muere es Irina, por su excesivo afán de conocimiento. El extraterrestre, o lo que sea el bichejo, le concede a la rusa su deseo: transmitirle todos sus conocimientos. Pero obviamente estos son demasiados para la torpe mente de Irina y la acaban destruyendo.

 
                                                            
 La mala...malísima


Como en todas las películas anteriores, Indy se queda sin su gran descubrimiento arqueológico, que en este caso parte rumbo al espacio a bordo de una especie de platillo volante. Pero Indiana no se marcha de vacío. Aparte de estrenar hijo, estrena matrimonio pues, tropecientos años después, él y Marion se deciden a casarse…¡más vale tarde que nunca! Aunque seguro que la noche de bodas ha perdido mucho.

 

 

En conclusión, “La calavera de cristal” es una película entretenida y a ratos bastante buena, y Harrison Ford está genial de vuelta a su papel de Indiana Jones, que sigue tan divertido, ingenioso e intrépido como siempre…¡y en muy buena forma para su edad! Shia Labeouf encaja perfectamente en el papel de Mutt, siguiendo en su línea de películas anteriores. En cuanto al regreso del viejo amor de Indy, innecesaria boda final incluida, a mí no me convenció mucho, pero todo sea por dejar a la feliz familia unida. Los malos son bastante penosos, siendo especialmente decepcionante la actuación de Kate Blanchett, aunque el papel de Irina no daba para mucho más. Pero todos los fallos de la película se pueden disculpar sólo por volver a ver al Doctor Jones con su látigo y su sombrero. Larga vida a los viejos héroes…


 

 


Nota: 7
Lo mejor: El regreso de Indy
Lo peor: el cutre guion y la mala malisima


Publicado por entMaria @ 0:26 | Criticas | 1 Comentarios | Enviar

Viernes, 13 de junio de 2008

Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto


Vamos con la review de la segunda peli de la trilogía pirata, “El cofre del hombre muerto”. En ella, el capitán Sparrow intentará escaquearse de una antigua deuda que tiene pendiente con el nuevo villano de la saga: el tentacular Davy Jones.

 

La película comienza con el frustrado intento de boda de Will y Elizabeth, que justo cuando iban a contraer matrimonio son apresados por haber ayudado a escapar a Jack. Pero Will consigue hacer un trato con los hombres de la marina real: su libertad a cambio de una de las más preciadas posesiones del capitán Sparrow: su aparentemente inservible brújula. Así, Will parte en busca de Jack, prometiendo a Elizabeth que regresará a liberarla. Pero la señorita Swann no es de las que esperan pacientemente en el interior de una celda y, aprovechando la ayudita de su padre para escapar de la prisión, huye siguiendo los pasos de Will.

 


Mi noche de bodas con Will va a tener que esperar...

Y, mientras tanto, ¿qué hace el capitán Sparrow? Buscar el cofre del hombre muerto, claro está. ¿Y quién es el hombre muerto? Davy Jones, el capitán de El Holandés Errante, el barco fantasma encargado de transportar a las almas de los muertos al otro mundo. Sin embargo, Jones dejó de lado su misión tras sufrir una terrible traición que le llevó a arrancarse su propio corazón y encerrarlo en el interior de un cofre, convirtiéndose en una especie de monstruo de apariencia tentacular. ¿Y por qué persigue Jack ese cofre? Porque el Holandés Errante se ha convertido en una nave maldita, que recluta almas en pena, a medio camino entre la vida y la muerte, para que formen parte de su tripulación a cambio de manenerlas “con vida”. Y el mismísimo Jack le debe a Jones nada más y nada menos que 100 años de servicio a bordo de su barco. Algo que, obviamente, no es del agrado del capitán Sparrow. Por ello, debe hallar el cofre que contiene el corazón de Jones, pues solo así podrá controlarlo.



El reencuentro de Jack con Davy Jones
 

En la búsqueda del cofre, Jack y su tripulación llegan a una isla habitada por caníbales, que, si bien toman al capitán por una especie de divinidad, no tienen mejor ofrenda para él que quemarlo vivo y comérselo con el fin de liberarlo de su prisión humana. Allí es donde Will los encontrará. Y, juntos, conseguirán escapar de los caníbales, en una loca huida que si bien no aporta nada especial al argumento principal, no tiene desperdicio.


¡Que vienen los caníbales!

 

De vuelta en la Perla, Jack convence a Will para que vaya, en su lugar, al Holandés Errante y se haga con la llave que abre el cofre. El joven Turner, por supuesto, cae en la trampa de Jack y acaba hecho prisionero en el barco de Jones. Pero allí le aguarda una sorpresa: su padre, que ahora forma parte de la tripulación maldita. Will finalmente consigue robar la llave a Jones  y escapar, no sin antes prometer a su padre que volverá a rescatarlo.



Will robando la llave del tesoro de Jones
 

¿Y dónde se ha metido Elizabeth? La joven, conociendo a Jack, encamina sus pasos hacia la isla de Tortuga, donde, efectivamente, se encontrará con Sparrow, que por supuesto inventa una rocambolesca historia acerca de cómo el pobre Will fue capturado por Jones sin que él pudiera hacer nada por evitarlo. Y consigue hacer creer a la joven que la única forma de rescatarlo será encontrando el cofre con el corazón de Jones. Lo que Jack no sabe es que uno de los nuevos miembros de su tripulación tiene sus propios intereses en conseguir el cofre: el antiguo comodoro Norrington, que perdió su rango y desde entonces se dedicó a emborracharse tanto o más que el propio señor Gifts.



 En busca del cofre perdido


En la nueva travesía de la Perla, descubrimos finalmente la utilidad secreta de la brújula de Jack: muestra el camino hacia lo que uno más desea. Así es como consiguen encontrar el cofre. Y, muy oportunamente, Will aparece con la llave. Sin embargo, trae compañía. El joven Turner ha llegado oculto a bordo del mismísimo Holandés Errante, después de que su capitán, temeroso de que su preciado tesoro estuviera en peligro, decidiera hacerle personalmente una visita. Pero Jack no sólo deberá hacer frente a la tentacular tripulación de Davy Jones. Will y Norrington quieren el cofre para ellos. El primero, para liberar a su padre. Y, el segundo, para recuperar su antiguo rango en la marina. Los tres se enzarzan en una gran lucha de espadas ante la indignación de Elizabeth. Lucha que mantendrán incluso encaramados en una gigantesca rueda giratoria, en una de las escenas más espectaculares de la película. Y lucha que, obviamente, terminará con la llegada de los verdaderos malvados, Jones y sus piratas.



¡Qué mareo!
 

 

Finalmente, Jack y los demás consiguen, o eso creen ellos, hacerse con el cofre y volver a la Perla. Pero ni siquiera allí están a salvo. Porque el más fiel aliado de Davy Jones hace su aparición: el kraken, un pulpo gigante que puede enviar cualquier nave al fondo del mar. Al ver al monstruo y dar la nave por perdida, Jack escapa en un pequeño bote. Sin embargo, su brújula sigue apuntando a la Perla. El capitán decide volver y enfrentarse a la bestia. Y aquí tiene lugar la escena más impactante de la película. Cuando todo está perdido y la tripulación está a punto de abandonar el barco, Elizabeth, en apariencia cautivada por el gesto valeroso de Jack, besa al capitán. Este  le responde con tanto ardor que ni siquiera se da cuenta de que, mientras tanto, la joven lo acaba de esposar a la nave, dejándolo a merced del kraken, pues en realidad él es el único al que persigue Jones y Elizabeth no ve otra alternativa para que ella y los demás puedan salvarse. Desde el bote salvavidas, Will presencia la escena, o al menos parte de ella; el joven no se percata de la traición de su chica, y piensa que está en verdad enamorada de Jack.


El beso de la muerte

Ya de vuelta en el bote, Elizabeth cuenta a los demás que Jack escogió, voluntariamente, quedarse, para darles a ellos la oportunidad de huir. Y así es como Jack, y la Perla, son abatidos por el kraken y desaparecen en el fondo del mar…



 "Hola bichejo"


Pero, por supuesto, el capitán Sparrow no puede morir. Y si muere, como es el caso, hay que encontrar el modo de traerlo de vuelta. ¿Y quién puede hacer esto? Tía Dalma, una extraña hechicera, vieja amiga de Jack, que ya cuenta con cierta experiencia en traer a gente del reino de los muertos, y que ofrece a Will, Elizabeth y los demás tripulantes de la Perla la más inesperada ayuda en su desesperado intento por recuperar a Jack: el capitán Barbosa.

 


Bienvenido al mundo de los vivos, capitán Barbosa

Y así, con la fantasmagórica aparición del más brillante villano de la trilogía pirata, y con la intriga de saber cómo traerán de vuelta a Jack desde el reino de Davy Jones,  acaba esta segunda peli de la saga de Piratas del Caribe. Una película que quizá no tenga la frescura de la primera, pero que mantiene su nivel de locura, emoción y diversión. Johnny y Keyra están geniales como siempre, destacando cómo Keyra se mete de lleno en la lucha con espadas, pequeño anticipo de lo que nos espera en el capítulo final de la trilogía. Orlando sigue tan guapo como siempre. Y aunque Davy Jones no llena totalmente el vacío de Barbosa, el Holandés Errante y el kraken son dos magníficas incorporaciones al reparto pirata.




Nota: 9 

Lo peor: el horrible doblaje de Davy Jones…un malo no puede hablar de esa forma, ¡se le pierde todo el respeto!

Lo mejor: el beso de la muerte de Jack y Elizabeth y el kraken


Publicado por entMaria @ 0:26 | Criticas | 0 Comentarios | Enviar

Martes, 10 de junio de 2008

Johnny Depp gana dos premios MTV




Johnny Depp se consolidó entre los actores más queridos por el público estadunidense al ganar dos nuevos trofeos MTV 2008: mejor actor de comedia por su participación en Piratas del Caribe; El fin del mundo y mejor villano por Sweeney Todd.

La mejor película en esta ceremonia fue "Transformers" que derrotó a Supersalidos, La Búsqueda 2, Piratas del caribe en el fin del mundo, Soy Leyenda y Juno.

Desde "No es blog para viejos" damos la enhorabuena a Johnny y esperamos que nos siga deleitando con sus magistrales interpretaciones.

 


Publicado por entMaria @ 0:46 | Johnny Depp | 8 Comentarios | Enviar